Archivo de la categoría: Astronomía y Astronáutica

Kepler Descubre Exoplanetas del Tamaño de la Tierra.

La misión Kepler, de la NASA, ha descubierto los primeros planetas del mismo tamaño que la Tierra, los cuales están en órbita alrededor de una estrella similar al Sol. Los planetas, llamados Kepler–20e y Kepler–20f, se encuentran ubicados demasiado cerca de su estrella como para estar en la llamada zona habitable, donde el agua líquida podría existir en la superficie del planeta. Estos son los exoplanetas más pequeños confirmados alrededor de una estrella como nuestro Sol.

El descubrimiento marca un logro importante en la búsqueda de planetas como la Tierra. Se cree que los nuevos planetas son rocosos. Kepler–20e es apenas un poco más pequeño que Venus; mide 0,87 veces el radio de la Tierra. Por su parte, Kepler–20f es algo más grande que la Tierra; mide 1,03 veces su radio. Ambos planetas se encuentran ubicados en un sistema que cuenta con cinco planetas, llamado Kepler–20, el cual se localiza aproximadamente a 1.000 años luz de distancia en la constelación de Lira.

Kepler–20e completa una órbita alrededor de su estrella huésped cada 6,1 días y Kepler–20f lo hace cada 19,6 días. Estos cortos períodos orbitales indican que se trata de mundos muy calientes e inhóspitos. Kepler–20f, con una temperatura de alrededor de 430°C (800°F), tiene condiciones similares a las de un día promedio en el planeta Mercurio. La temperatura superficial que impera en Kepler–20e, de más de 760°C (1.400°F), es suficiente para derretir el cristal.

“El objetivo primario de la misión Kepler es encontrar planetas del tamaño de la Tierra en la zona habitable”, dijo Francois Fressin, del Centro Harvard–Smithsoniano de Astrofísica, en Cambridge, Massachusetts, quien es el autor principal de un nuevo estudio publicado en la revista de investigación Nature. “Este descubrimiento demuestra por primera vez que existen planetas del tamaño de la Tierra alrededor de otras estrellas, y que somos capaces de detectarlos”.

El sistema Kepler–20 incluye a otros tres planetas que son más grandes que la Tierra pero más pequeños que Neptuno. Kepler–20b es el planeta más cercano a su estrella y la orbita cada 3,7 días; Kepler–20c es el tercer planeta y lo hace cada 10,9 días; y Kepler–20d es el quinto planeta y orbita su estrella cada 77,6 días. Si se colocaran estos cinco planetas en nuestro sistema solar, sus órbitas casi podrían caber en el interior de la órbita de Mercurio. La estrella huésped pertenece a la misma categoría, de tipo–G, que nuestro Sol, aunque es un poco más pequeña y fría.

El sistema tiene una disposición planetaria inesperada. En nuestro sistema solar, los mundos pequeños y rocosos orbitan cerca del Sol, mientras que los grandes y gaseosos se encuentran en órbitas más lejanas. En comparación, los planetas de Kepler–20 están organizados de una manera que alterna sus tamaños: grande, pequeño, grande, pequeño y grande.

“Los datos proporcionados por Kepler nos están enseñando que algunos sistemas planetarios tienen disposiciones de planetas muy diferentes a la que vemos en nuestro sistema solar”, dijo Jack Lissauer, quien es un científico planetario y miembro del equipo científico de Kepler, en el Centro de Investigaciones Ames, de la NASA, en Moffet Field, California. “El análisis de los datos proporcionados por Kepler continúa mostrándonos la gran diversidad de planetas y sistemas planetarios que hay en nuestra galaxia”.

Los científicos no están muy seguros de cómo es que evolucionó el sistema, pero no creen que los planetas se hayan formado en los sitios donde se encuentran actualmente. La teoría es que los planetas se originaron más lejos de su estrella y luego migraron hacia adentro, posiblemente ayudándose mediante interacciones con el material del disco a partir del cual nacieron. Esto permitió que los mundos mantuvieran un espaciamiento uniforme a pesar de sus tamaños alternantes.

El telescopio espacial Kepler detecta planetas y candidatos a ser considerados planetas midiendo las diminutas disminuciones del brillo de 150.000 estrellas, en busca de planetas que crucen (o transiten) por enfrente de sus estrellas huésped. El equipo científico de Kepler requiere al menos tres tránsitos para confirmar una señal y considerar que proviene de un planeta.

El 5 de diciembre, el equipo anunció el descubrimiento de Kepler–22b, un planeta en la zona habitable de su estrella huésped. Sin embargo, es probablemente demasiado grande para tener una superficie rocosa. Por otro lado, aunque Kepler–20e y Kepler–20f son del tamaño de la Tierra, se encuentran demasiado cerca de su estrella huésped como para tener agua líquida en la superficie.

“En este juego cósmico de escondidas, encontrar planetas que tengan justo el tamaño y la temperatura adecuados parece ser sólo una cuestión de tiempo”, dijo Natalie Batalha, quien es la directora adjunta del equipo científico de Kepler, y profesora de astronomía y física en la Universidad Estatal de San José. “Estamos sentados en el borde de nuestros asientos, pues sabemos que los descubrimientos más esperados de Kepler están por llegar”.

El telescopio ‘Kepler’ encuentra un planeta en la zona habitable de una estrella como el Sol.

La misión ‘Kepler’ de la NASA ha confirmado su primer hallazgo de un exoplaneta en la denominada ‘zona de habitabilidad’, la región en un sistema planetario donde puede existir agua líquida en la superficie del planeta. Además, ha descubierto 1094 nuevos objetos candidatos a planetas, según ha anunciado la agencia espacial estadounidense durante la rueda de prensa en la que ha presentado los últimos hallazgos de su telescopio y los datos estadísticos actualizados desde el 1 de febrero.

El nuevo planeta confirmado, ‘Kepler-22b’, está fuera de nuestro Sistema Solar y se encuentra a una distancia de 600 años-luz de la Tierra. Orbita en torno a una estrella parecida a nuestro Sol. Es el más pequeño que se ha encontrado orbitando en la zona habitable de una estrella similar a la nuestra.

Su órbita alrededor de su estrella dura 290 días. Tiene 2,4 veces el radio de la Tierra y los científicos aún no saben si se trata de un objeto rocoso, gaseoso o de composición líquida, aunque la NASA considera que su hallazgo es un paso importante en la búsqueda de planetas similares a la Tierra. “Se trata de un importante hito en el camino para encontrar un gemelo de la Tierra”, ha asegurado Douglas Hudgins, científico del programa Kepler de la NASA en Washington.

La NASA anunció el pasado mes de febrero el hallazgo de 54 candidatos a planetas en la zona habitable, entre los que figuraba ‘Kepler-22b’, que ha sido el primero en ser confirmado.

La Tierra Vista Desde el Espacio: el Volcán Submarino de El Hierro.

Aquí os dejo una curiosa imagen de la isla del Hierro,vista desde el espacio

El satélite Envisat de la ESA envió la pasada semana esta imagen de la erupción del volcán submarino de El Hierro vista desde el espacio. La columna volcánica ha creado una gran mancha en la superficie del mar, y los lodos se extienden hasta alcanzar las costas de la isla. Los habitantes de El Hierro están sufriendo decenas de terremotos cada día, y han avistado peces muertos flotando en la costa.

El despege de la sonda Curiosity.

Como observareis en este vídeo,aquí esta el lanzamiento de la sonda.Más abajo os dejo una recreación echa por ordenata de los trabajos que relalizará esta revulucionaria sonda,,,con tecnología española,ayssss,señorrr!

Recreación de la sonda en Marte.

La NASA Preparada Para Lanzar Curiosity, el Nuevo Rover que Explorará Marte.

En la Estación de las Fuerzas Aéreas de Cabo Cañaveral, en Florida, todo está listo para el lanzamiento, a bordo de un cohete Atlas V, de la Misión Mars Science Laboratory, cuyo destino será el planeta Marte. El lanzamiento está programado para el sábado 26 de Noviembre a las 15:02 GMT. Curiosity, que así ha sido bautizado el rover de esta misión, tendrá como objetivo comprobar si alguna vez pudo haber vida en Marte, estudiar su clima, su geología, y recopilar datos para una futura exploración humana del planeta. Se trata del rover más grande jamás lanzado por la NASA, superando a sus anteriores rovers que actualmente aún se encuentran en la superficie del Planeta Rojo, Spirit y Opportunity.

La sonda espacial llegará a Marte en Agosto de 2012, y tendrá que enfrentarse a un gran desafío, realizar el primer aterrizaje de precisión en Marte. Para ello, tras utilizar la atmósfera del planeta para un frenado inicial y seguir luego con un descenso en paracaídas, Curiosity utilizará un novedoso sistema de aterrizaje que consiste en una especie de grúa aérea con ocho cohetes que terminará de frenarlo y de colocarlo en la posición adecuada, como si de un helicóptero se tratara. Una vez detenido el descenso, pero aún a algo más de 7 metros de altura, esta grúa aérea desenrollará un cable del que cuelga Curiosity, que tomará contacto con Marte con sus ruedas extendidas, ya listo para rodar. Tras confirmar el contacto con la superficie, se soltará el cable y la grúa aérea dará potencia a sus motores para ir a estrellarse lejos del rover.

Curiosity viaja equipado con la tecnología más avanzada que jamás ha sido enviada a la superficie de Marte para poder llevar a cabo su objetivo. Por ejemplo, el instrumento para Análisis de Muestras en Marte o instrumento “SAM” (Sample Analysis at Mars), ubicado en el interior del vehículo, puede detectar una traza más tenue de componentes orgánicos, e identificar una variedad más amplia de ellos, que cualquier otro instrumento enviado a Marte. Éste se abre hacia la atmósfera de modo que pueda “olfatear” el aire (al estilo perro de caza) en busca de evidencias de su presa. Asimismo, puede “olfatear” gases liberados después de hornear alguna muestra dentro de su horno. El SAM no se restringe a muestras de suelo. También puede analizar muestras que provienen del interior de las rocas gracias al taladro colocado en el brazo robot de Curiosity.

Montada en el mástil del vehículo se encuentra la ChemCam (Quimio-Cámara), un láser que puede apuntar hacia una roca y evaporar una pequeña mota sobre ella produciendo de este modo una nube de plasma que se podrá analizar para aprender sobre la química de esa roca. Además de la ChemCam, el mástil sostiene una cámara de alta resolución llamada, naturalmente, MastCam (Cámara del mástil). Ésta tomará fotografías y vídeos de estructuras geológicas y figuras como cráteres, barrancos y dunas. El brazo robot del vehículo está equipado con un cepillo destinado a retirar el polvo de la superficie de las rocas, un taladro para poder recolectar polvo de las rocas y una pala que se usa con el fin de recolectar tierra del suelo.

“Una vez que se ha recolectado una muestra, polvo de roca o tierra del suelo, Curiosity lo sacude a través de un colador y dentro de un porcionador y después reparte porciones de muestras a uno o a ambos de los instrumentos de análisis que se encuentran en el interior del vehículo”, dijo Joy Crisp, científico adjunto del proyecto MSL en el Laboratorio Jet Propulsion de la NASA. “En otras palabras, el vehículo explorador hace el trabajo de preparación que un humano lleva a cabo usualmente en el laboratorio. Enviaremos al vehículo una serie de comandos que lo habilitan para hacer todo esto”.

El SAM examinará las muestras de polvo de roca y suelo con el fin de detectar moléculas orgánicas y un instrumento de difracción de rayos X se utilizará para la mineralogía. El brazo también posee sus propios y exclusivos instrumentos. Uno de ellos es el APXS (Alpha Particle X-Ray Spectrometer o espectrómetro de rayos X por radiación de partículas alpha), el cual medirá la abundancia de elementos químicos en el polvo, así como en el suelo, en las rocas y en las muestras procesadas. El otro instrumento ubicado en el brazo, el MAHLI (Mars Hand Lens Imager o Generador Manual de Imágenes y Lente de Marte), proporcionará imágenes a color como aquellas de las cámaras digitales típicas y actuará como una lente magnificadora similar a las que emplean los geólogos. Sus imágenes podrán ser utilizadas para examinar la estructura y la textura de las rocas, del polvo y de la escarcha, a una escala de micrómetros a centímetros. En la parte trasera del vehículo se encuentra localizado un instrumento que puede medir la abundancia de hidrógeno en el suelo que está debajo del vehículo e identificar suelo y rocas interesantes, para los que valga la pena llevar a cabo una posterior investigación. Curiosity también portará instrumentos destinados a observar el clima marciano y a medir la radiación cósmica y solar energética que bombardea la superficie del planeta.

Cinco minutos de la tierra vista desde la estación espacial internacional….Amazing!!!!

Observad la tierra desde el espacio,nos da la sensación de lo insiginificante que somos,y como hacemos tanto daño a la tierra.

Disfrutad de este video,porque os hará reflexionar…..

Homenaje a los Astronautas Pioneros de la NASA.

El Congreso de Estados Unidos otorgó el miércoles su más alta distinción para personas civiles a los cuatro pioneros estadounidenses del espacio: el Comandante de Apolo 11 Neil Armstrong junto y sus compañeros astronautas John Glenn, Buzz Aldrin y Michael Collins. Cada uno recibió una Medalla de Oro del Congreso durante la ceremonia que se celebró en el Capitolio el 16 de noviembre de 2011. La Medalla de Oro, es máxima condecoración de apreciación nacional del Congreso concedida a distinguidos logros y contribuciones que fue dada por primera vez a George Washington en 1776.

“Venimos en paz para toda la humanidad”, dijo Glenn después de recibir el premio en una ceremonia de una hora de duración en la Rotonda del Capitolio, que fue animada con cinco flautistas, una banda de música, un guardia de honor y la artista Norah Jones cantando “America the Beautiful”. Luego Glenn repitió las palabras que ya pronunciara en el Congreso hace 50 años, cuando se dirigió a los parlamentarios al volver de su viaje a bordo del módulo Friendship 7.“A medida que el conocimiento del universo en que habitamos aumenta, que Dios nos otorgue la sabiduría y la guía para usarlo sabiamente”.


Glenn fue el primer estadounidense en orbitar la Tierra, logrando la hazaña a bordo del Friendship 7 el 20 de febrero de 1962. El 20 de julio de 1969, Armstrong y Aldrin se convirtieron en los primeros humanos en pisar la Luna, mientras que Collins pilotó el módulo de comando del Apollo 11.